Google+ Followers

miércoles, 18 de mayo de 2016

Automóviles de época son buena inversión


Existe una actividad que, con pasión y esfuerzo económico, puede convertirse en una gran inversión: coleccionar autos de época. En Tucumán Argentina hay numerosos clubes que reúnen a fanáticos de esta actividad. Según un estudio reciente, que elaboró la consultora británica Knight Frank, la compra de vehículos del pasado es una de las inversiones en bienes que mayor rentabilidad alcanzó entre 2003 y 2015 en todo el mundo. El informe advirtió que los autos de época incrementaron su valor un 630% en el período señalado, muy por arriba de otros bienes como los inmuebles, las joyas, las monedas antiguas y el oro.

Coleccionistas tucumanos, consultados por LA GACETA, explicaron que la mayoría de las personas que se dedican a la actividad lo hacen por la pasión de tener un auto de época, ya sea para pasear los fines de semana, para mostrarlo en exhibiciones o para participar en pruebas de regularidad. Según comentaron, la mayoría de los coleccionistas empieza restaurando un vehículo heredado de algún familiar, aunque también hay otros que compran un modelo viejo, para luego repararlo de a poco. En ambos casos el objetivo es el mismo: invertir para que los autos queden completamente originales, como si recién hubiesen salido de fábrica.

El presidente del Club de Autos Clásicos y Especiales de Tucumán, Luis Fernández San Martín, afirmó que el estado de conservación de los vehículos es la condición principal para que su valor se incremente, con el paso del tiempo. “Por ejemplo, un Mercedes Benz de 1980, que hace 10 años valía U$S 2.000, hoy puede costar U$S 20.000 o U$S 30.000 (unos $ 300.000)”, explicó el coleccionista, quien atesora autos de la marca alemana.

Jorge Aragón, propietario de un Ford Falcon Futura de 1973, contó que por el auto pagó un precio relativamente bajo en 2011, y que está en perfecto estado de conservación. “Lo compré con 46.000 kilómetros, vino hasta con los burletes originales. El auto tiene mucho valor afectivo, pero si quisiera venderlo podría hacerlo a un buen precio”, consideró.

El otro factor determinante para calcular el valor de un auto de época es diferenciar si es antiguo o clásico. “Los antiguos son aquellos que tienen más de 25 de fabricación. En cambio, los clásicos tienen la particularidad de que se fabricaron muy pocos. Además, para ser clásico, la marca debe tener trayectoria y el vehículo debe tener espíritu deportivo. Si cumple con estas condiciones, el valor será mayor”, subrayó Fernández San Martín.

En la Argentina, el precio de los automóviles clásicos se establece a partir de estos parámetros, pero también según el movimiento de la oferta y la demanda. Sin embargo, los coleccionistas recalcaron que los precios de los rodados clásicos en el país se confeccionan en relación a los valores que tienen estos vehículos en Estados Unidos, más el traslado hacia la Argentina y más los impuestos. En comparación a Estados Unidos, los valores en la Argentina pueden llegar a ser hasta un 300% más altos.

Viajar al pasado

Los coleccionistas coincidieron en que antes de invertir en un auto clásico es importante averiguar su historia. Ernesto Paterlini, comentó que hace dos años compró, a $ 46.000, una coupé deportiva Fiat 1.500, de 1966, fabricada en el país. Cuando averiguó la historia del vehículo, descubrió que sólo se habían fabricado 1.200 unidades. Por esta razón, la coupé es un clásico que hoy, en el mercado, podría costar arriba de los $ 120.000.

Paterlini señaló que, en la medida de lo posible, lo ideal es invertir en un rodado que esté en funcionamiento, para que el gasto de restauración no sea tan elevado. “No me gusta renegar con el mecánico o con el chapista, y que el auto pase dos o tres años en el taller. A la coupé le faltan muchas cosas para que quede completamente original. Pero, mientras la termino, me gusta disfrutarla”, insistió.

Comprar en internet

La restauración de un auto clásico demanda tiempo y dinero. Los coleccionistas locales señalaron que en Tucumán hay mecánicos y chapistas capacitados para recuperar autos viejos. Además, recalcaron que los precios son variables, según el estado en el que se encuentre el vehículo.

Para comprar piezas de coches antiguos, la mejor opción es visitar las páginas de internet, dedicadas al comercio electrónico. Allí, hay una amplia oferta de partes mecánicas, para carrocería e interior, y se pueden pagar con tarjeta de crédito.

Fernández San Martín compró, hace cuatro años, un Mercedes Benz 220, de cuatro puertas, modelo 1965. Verificó qué piezas le faltaban y comenzó a comprarlas por internet, a vendedores de distintos países. “Compré en Alemania, en España, en Buenos Aires y en Uruguay. Tardé tres años. Hice que sacarán el motor del auto para rectificarlo, y comencé con la reparación de la carrocería. El motor, la chapa y la pintura están listos. En poco tiempo lo voy a ensamblar. Es el auto que siempre he querido tener”, expresó.

Finalmente, los coleccionistas coincidieron en que su mayor satisfacción va más allá de la posibilidad de recuperar el dinero invertido en la restauración del auto, con una eventual venta. “Lo mejor de esto es disfrutar del auto. Hay que andarlo. Eso es lo más importante”, concluyó Paterlini.

No hay comentarios: