Google+ Followers

viernes, 15 de julio de 2016

Nombramiento de Boris Johnson como canciller británico / Análisis

El regreso político de Boris Johnson como ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido provocó reacciones de sorpresa y consternación entre funcionarios alrededor del mundo, muchos de los cuales lo ven como el símbolo de la decisión de su país de salir de la Unión Europea.
La comunidad internacional ha culpado a Johnson, un provocador ex columnista y ex-alcalde de Londres, del discurso venenoso sobre Europa que dominó la campaña del llamado brexit. Los funcionarios consideraron su decisión de abandonar la carrera para suceder al primer ministro David Cameron como un emblema del caos que siguió al referendo del 23 de junio.
En el período previo a la votación sobre si el país debía abandonar el bloque de 28 países, Johnson dijo que Bruselas estaba siguiendo los pasos de Adolfo Hitler en sus intentos de crear un superestado. También hizo comentarios despectivos sobre los líderes de algunos de los aliados más cercanos del Reino Unido.
Muchos de ellos se encontrarán dentro de poco sentados frente a él.
El canciller francés, Jean-Marc Ayrault, quien espera reunirse con Johnson la próxima semana durante el encuentro mensual de sus homólogos de la UE, no ocultó su desdén en una entrevista radial el jueves.
“Ha mentido mucho a los británicos, y ahora es él quien está con la espalda contra la pared”, dijo Ayrault a Europa 1.
El canciller francés dijo que el nombramiento de Johnson muestra la profundidad de la crisis política en el Reino Unido después del referendo. En cualquier caso, agregó, el nuevo gobierno británico debe iniciar lo antes posible las negociaciones formales de salida de la UE, tanto por sus propios intereses como para evitar una “crisis de confianza” en Europa.
La oficina de Johnson no respondió de inmediato a solicitudes de comentarios.
El ministro de relaciones exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, utilizó un tono más diplomático sobre el nuevo canciller del Reino Unido.
“Boris Johnson es un político astuto que ha sabido utilizar el euroescepticismo para beneficio propio”, dijo al diario alemán Bild am Sonntag en una entrevista publicada el jueves. “Pero ahora, tareas completamente diferente son de suma importancia. Es hora de asumir la responsabilidad de la política exterior más allá del brexit”.
Antes de que el nombramiento de Johnson fuera anunciado el miércoles por la noche, Steinmeier fue más agudo. En una aparente referencia al nuevo canciller británico, el ministro alemán dijo que los votantes británicos estaban “experimentando un brusco despertar después de que políticos irresponsables primero atrajeron el país al brexit y luego, una vez la decisión fue tomada, huyeron, no asumieron la responsabilidad y en su lugar se fueron a jugar cricket. Para ser honesto, creo que es indignante”.
No se espera que Johnson dirija las conversaciones largas y técnicas sobre cuándo y cómo el Reino Unido saldrá de la UE y sobre las relaciones políticas y comerciales tras la salida del bloque. Ese trabajo está en manos de sus compañeros de campaña: David Davis y Liam Fox.
Sin embargo, como el principal diplomático de la potencia militar más grande de Europa y una de sus mayores economías, Johnson será un jugador clave en temas que van desde la guerra civil en Siria hasta la relación de Occidente con Rusia, Turquía, China y el mundo en desarrollo.
En esos puntos también ha alterado los ánimos.
Durante la campaña a favor del brexit, Johnson sugirió que Barack Obama albergaba una “aversión ancestral” contra el Imperio Británico debido a su ascendencia en parte keniana, después de que el presidente de Estados Unidos alentara públicamente al Reino Unido a permanecer en la UE en una columna de opinión publicada en el diarioTelegraph.
Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., dijo que los lazos especiales de Washington con el Reino Unido van “más allá de las personalidades”.
“Siempre vamos a ser capaces de trabajar con los británicos, no importa quién esté ocupando el papel de secretario de Relaciones Exteriores, debido a nuestra profunda y duradera relación”, dijo el miércoles Toner.
En Turquía, un aliado crucial en la lucha contra Estado Islámico y un fuerte crítico de la crisis migratoria de Europa, Johnson ha sido criticado por un poema graciosos que escribió sobre el presidente Recep Tayyip Erdogan, por el que obtuvo un premio en un concurso patrocinado por la revista británica The Spectator.
“La relación de Turquía con el Reino Unido va más allá de las personalidades. Esperamos que Johnson se comporte de una manera profesional y cordial en su nueva capacidad”, dijo el jueves un funcionario turco.
Más allá de la virulencia personal, hay cuestiones más amplias sobre si Johnson tiene la experiencia y las habilidades para forjar difíciles compromisos con otras naciones en Europa y más allá.
Un alto diplomático de la UE dijo que existen aún “muchas preguntas” sobre quién en el gobierno británico tendrá la responsabilidad de los diferentes aspectos de la política europea y cuán activamente querrá el Reino Unido participar en asuntos de la UE.

No hay comentarios: