Google+ Followers

lunes, 20 de junio de 2016

Grobocopatel: Argentina debe preocuparse por ganar mayor competitividad

DELLÍN (De una enviada especial).- Para
Gustavo Grobocopatel, presidente de Los Grobo y uno de los principales productores agroindustriales del país, si hoy empieza a haber un poblema con el tipo de cambio "como algunas industrias declaran públicamente", eso es "un buen problema". Al menos cuando se analizan las causas: "se debe a que ingresan divisas; no es por un tema artificial vinculado a tener varios tipos de cambio o a obstruir los flujos", señaló durante un diálogo con LA NACION, diferenciando los efectos producidos por las decisiones del gobierno de Mauricio Macri y los que habían derivado de las políticas del kirchnerismo.

En todo caso, el empresario -que participa aquí de la reunión regional del World Economic Forum- dijo creer que lo más importante es hacer lo posible por producir mas y ganar más productividad, porque así habrá "más capacidad exportadora" y, entonces, habrá que procurar que los dólares que entren se dirijan a generar más empleo. "A medida que se reactive la capacidad de inversión, creo que el tipo de cambio va a tender a la productividad del país. Nuestra productividad hoy no es muy alta y entonces se habla del tipo de cambio", sostuvo el directivo, cuya empresa diversificó en los últimos tiempos sus negocios, dando mayor participación a rubros de industria y servicios para el agro.

Grobocopatel destacó que por el trabajo del sector agrícola llegarán al país más divisas que las que se preveían. Eso será como efecto del alza de precios de la soja, que supera las consecuencias negativas de las inundaciones en el litoral de país. Según un estudio de la Bolsa de Cereales de Córdoba que se conoció ayer, el complejo sojero (granos y derivados) sumó por ese cambio en los valores de venta unos US$ 6000 millones, lo que le permitirá al Gobierno una mayor recaudación por retenciones.

Aun cuando el empresario destaca ese hecho, afirma que la noticia debería pasar más por la cantidad de la producción que por los precios. "Nosotros tenemos que preocuparnos por producir más; en los últimos años hemos tratado de vivir viendo si aumentaba o no el precio, pero ahora hay que producir más, con más tecnología, ampliar la superficie. El precio sube y baja", consideró. Y respecto de qué pasará de ahora en más en esa dinámica, no arriesgó una respuesta. Insistió en que lo importante es que la demanda sigue creciendo. "Producimos algo que el mundo quiere y esa es la mejor noticia: que la estructura de la demanda es firme".

Por su parte, en su discurso frente a más de 500 hombres de negocios y funcionarios, el presidente Mauricio Macri señaló ayer que el campo argentino tiene capacidad para incrementar su producción entre 25 y 40 por ciento. "Eso es lo que venimos diciendo -comentó después Grobocopatel-. Y es lo que decía el gobierno anterior, pero el problema era que las políticas no estaban alineadas para lograr eso. El cambio de políticas hará que fácilmente aumente la produccion, y el gran desafío que planteó hoy el Presidente es el de transformarse y vender productos más elaborados, con diseño, creatividad, con marca, para dar más trabajo de calidad a todos los argentinos".

El empresario también consideró que el sector agrícola no espera al segundo semestre (el período en el que están puestas las expectativas de un repunte económico), sino que "ya empezó con inversiones" y con una ampliación de la superficie sembrada de trigo y maíz, como respuesta a una de las primeras medidas tomadas por la gestión Macri, como fue la eliminación de retenciones para esos cultivos.

"Hoy hay más demanda de maquinarias y de camiones, y el año que viene se verán los resultados con la cosecha, que va a ser récord, y habrá récord en ingresos de divisas", afirmó. "Se habla de unas 120 millones de toneladas", agregó.

Con respecto a las economías regionales, sostuvo que "paramos la hemorragia pero no curamos la enfermedad". Y definió: "La enfermedad es que a la Argentina le falta productividad y esto está vinculado con la tecnología, la burocracia, la falta de inserción en el mundo, de productividad de la mano de obra. Esa es la enfermedad que hay que curar para que el desarrollo no tenga idas y vueltas. Y debe haber una productividad sustentable y que incluya socialmente". Para el empresario, sumar innovaciones a los procesos de producción será una de las claves para un mayor desarrollo del sector agrícola en general.

No hay comentarios: