Google+ Followers

martes, 21 de junio de 2016

'Brexit': El sondeo más fiable no garantiza la permanencia

El más fiable sondeo sobre la intención de voto de los británicos afirma que hay seis puntos de diferencia (53% contra 47%) en favor de que Reino Unido se mantenga en la Unión Europea. Pero el margen de error hace concebible un empate o una victoria ajustada del 'Brexit', y el calendario del sondeo no registra los cambios de los últimos días.

La permanencia ha liderado los sondeos en el último año, con los partidarios de la marcha estrechando el margen u obteniendo alguna ventaja esporádica. Pero la semana pasada, cuando la campaña se centró en la inmigración, una cadena de sondeos dio ventaja al 'Brexit', provocando vaivén en las bolsas y la pérdida visible de confianza entre los líderes de la campaña del 'in'.
El sondeo del Centro Nacional de Investigación Social (NCSR) muestra, según Kirby Swales, uno de sus responsables, que el resultado puede estar en el medio de las cifras ofrecidas por aquellos que se realizan mediante conversación telefónica y los que se hacen por internet, que han indicado una notable diferencia cuando han sido publicados en los últimos meses en los medios de comunicación.
El NCSR es una agencia independiente que realiza sondeos para ministerios y entes públicos, como la BBC, y también para organizaciones no gubernamentales. Su prestigio se basa en que dio una cifra muy aproximada sobre la victoria del Partido Conservador en las últimas elecciones, cuando las firmas mediáticas auguraron un empate o una victoria laborista.
Uno de sus directivos, John Curtice, dirigió para la BBC el sondeo a pie de urna que dio el resultado casi exacto de aquellas elecciones, en 2015. El centro achaca el error de los sondeos publicados en los medios a la falta de representatividad de las muestras utilizadas, compuestas de voluntarios en el caso de internet o en la entrevista con la primera persona que contesta el teléfono.
La fiabilidad de la muestra publicada hoy, y cuyos resultados fueron adelantados ayer a algunos medios de comunicación, es que reproduce el resultado electoral de 2015. Los encuestados son elegidos entre direcciones postales escogidas de forma aleatoria, de nuevo se elige aleatoriamente a la persona entrevistada en una vivienda en la que viven varios y se insiste en lograr que sea esa la persona que conteste.
La muestra es de 1.632 encuestados. Es mayor que la que utilizan las firmas mediáticas, que, apremiadas además para reducir sus costes, no pueden permitirse insistir y esperar para entrevistar a la persona designada. Su resultado es fiable, pero tiene dos matizaciones, según sus responsables.
Término medio
La primera es que las entrevistas se realizaron entre el 16 de mayo y el 12 de junio, la mayoría en las dos últimas semanas de mayo. En esas fechas, como ha sido la tendencia desde hace meses, los sondeos telefónicos daban ventajas mayores al 'in' y los realizados por internet menores. El publicado hoy traza una línea media entre ambos.
La segunda matización es el margen de error. Firmas de sondeos para los medios sugieren que hay una variación posible de hasta seis puntos, que tiene escasa base científica. Swales afirmaba ayer que el margen de error es mayor cuando se mide algo que se acerca al 50%-50% que cuando se trata de opiniones sobre asuntos sobre los que existen mayores diferencias.
Para Number Cruncher Politics, una empresa creada por Matt Singh, que abandonó su trabajo en la City financiera para dedicarse a la evaluación de los sondeos, y que ha tenido una continuidad de aciertos en elecciones generales, el referéndum escocés o el líder laborista Jeremy Corbyn, la permanencia en la UE ganará por 52% contra 48%.
Su empresa ofrece también un cálculo de la probabilidad de una victoria del 'Brexit'; que era ayer, según NCP, del 37%. Para David Bell, profesor de la Universidad de Stirling, que calcula esa probabilidad según los momios de las casas de apuestas, se sitúa en el 40%.
Los partidarios del 'in' han perdido ventaja en el promedio de sondeos durante la campaña y no han logrado minar la credibilidad entre los votantes de algunas afirmaciones de los 'brexiteers' que consideran falsas, como la cantidad de dinero que Reino Unido paga a la UE. Pero el riesgo económico es el factor más considerado por los electores, y en ese punto insisten los líderes conservadores de la permanencia.
No hay suficientes sondeos que permitan decir si el asesinato de la diputada laborista Jo Cox tendrá un efecto en la opinión de los votantes. El único realizado con posterioridad daba 52%-48% para el 'in', cuando la misma firma, Survation, daba el resultado inverso una semana antes.
Aunque es habitual que en los últimos días haya un movimiento mayoritario de los indecisos hacia el 'statu quo', en esta consulta que agita los sentimientos de los británicos es menos predecible. Ayer,la firma YouGov anunció que dará su pronóstico del resultado en la noche del jueves con un sondeo a pie de urna, cuando otras firmas y organizaciones se han negado por considerarlo más difícil que en unas elecciones generales.

No hay comentarios: