Google+ Followers

lunes, 18 de abril de 2016

Las frases de los gurús que cautivan a los lectores de Kindle



La frases más subrayadas por los lectores de los libros de economía más vendidos.
Hay lecciones que no aprendemos si no las subrayamos y conseguimos que se queden grabadas en nuestra mente. Eso deben pensar muchos de los lectores de los libros de economía y gestión más vendidos de Amazon para Kindle que marcan algunos de los mensajes que contienen para aplicarlos en su trabajo diario.
En un estudio realizado por Amazon en el que se han analizado, a petición de EXPANSIÓN, las frases más subrayadas por los lectores del e-reader de la tecnológica destacan algunos mensajes de Steve Jobs y de cómo se forjó su personalidad siendo muy niño; o de Malala, la niña paquistaní que fue atacada por ejercer su derecho de ir al colegio y descubrir cómo esta heroína entiende la libertad. Las lecciones son muchas y merece la pena ver en qué se fijan otros lectores para saber qué ideas les han marcado a ellos. Quizá la acción de subrayar también sirva para que otros aprendamos una lección.
La lección de Steve Jobs. Los lectores de Kindle de 'El libro de Steve Jobs' (Brent Schlender), uno de los más vendidos de Amazon, subrayan una frase que define el carácter de este genio de los negocios. "Desde niño lo acostumbraron a no morderse la lengua. Ahora empezaba a aprender una enseñanza muy útil en las tareas directivas: que su irascible temperamento, correctamente dirigido, podía ser una herramienta de motivación muy efectiva".
La libertad, según Malala. 'Yo soy Malala', el libro de la niña paquistaní que fue atacada por ir al colegio y que recibió el Nobel de la Paz de 2014, ha sido un éxito de ventas. Para sus lectores, la mejor lección del texto es: "La libertad no vale la pena si no incluye la libertad de equivocarse".
'Mindfulness'. Seguro que ha oído hablar de él. El libro más vendido sobre este tema es 'Aprender a practicar Mindfulness' y la frase más subrayada: "La mente caviladora se preocupa excesivamente del pasado y del futuro y no se centra en lo que sucede en el presente".
Tendencia. Entre los libros de inversión destaca 'Leones contra gacelas: Manual completo del especulador'. En él se dice: "La tendencia es nuestra amiga. Todo nuestro trabajo debe ser aprender a identificar cuándo se inicia una tendencia y subirnos a ella. Primer concepto funda-mental".
Azar. En 'Pensar rápido, pensar despacio', se subraya: "Nuestra excesiva confianza en lo que creemos saber y aparente incapacidad para reconocer dimensiones de nuestra ignorancia y la incertidumbre del mundo. Somos propensos a sobrestimar lo que entendemos del mundo y a subestimar el papel del azar en los aconte-cimientos".
Mitos. Para los lectores de 'Sapiens', la lección es: "Cualquier cooperación humana a gran escala (de un Estado moderno, una iglesia medieval, una ciudad antigua o una tribu arcaica) está establecida sobre mitos comunes que solo existen en la imaginación colectiva de la gente".
Transparencia. El libro 'Por qué dejé Goldman Sachs: Una historia de Wall Street' está basado en hechos reales. La lección de este texto que ha marcado a muchos lectores es: "Como regla general en Wall Street, cuanto menos transparente es un producto, más dinero aporta a la organi-zación".
Restricción. 'Flash Boys: La revolución de Wall Street contra quienes manipulan el mercado' ha sido un éxito de ventas en España y EEUU. Los lectores destacan en él que "la única restricción era la velocidad a la que una señal electrónica podía viajar entre Chicago y Nueva York".
Deuda. Para los lectores interesados en las finanzas, la lección que deja 'Nosotros, los mercados: Qué son, cómo funcionan y por qué resultan imprescindibles', es que "la deuda en sí misma no es mala. La deuda es mala cuando no genera ninguna rentabilidad".
Crisis. En 'Esta vez es distinto. Ocho siglos de necedad financiera', se afirma: "Para los gobiernos, bancos o empresas con alto endeudamiento, en apariencia todo puede marchar miel sobre hojuelas por un largo tiempo, hasta que ¡pum!, la confianza se derrumba, los prestamistas desaparecen y la crisis golpea".

No hay comentarios: