Google+ Followers

viernes, 20 de noviembre de 2015

Análisis soluciones Martín Redrado próximo gobierno argentino

En un contexto donde, gane quien gane el 22 de noviembre, no tendrá quórum propio en el Congreso, Redrado plantea de entrada “aprobar una ley federal de infraestructura que establezca las obras prioritarias para nuestro país, financiadas mediante líneas de crédito de organismos multilaterales”. 
Según el economista “hay allí oportunidades crediticias por no menos de 4.000 millones de dólares que están disponibles sólo en el Banco Mundial, bastante lejos de las recetas de ajuste tradicionales del FMI”.

Luego propone “establecer un programa económico integral que fije metas plurianuales convergentes en materia fiscal, monetaria, salarial y de inversión pública, y con un objetivo central: una tasa del 5% de crecimiento anual y una tasa de inflación de un dígito”.
A esto se agrega “levantar restricciones a la demanda de divisas mediante el crecimiento de la oferta, impulsada por sectores como el agro, la energía y el financiamiento de infraestructura a través de organismos multilaterales. El Banco Mundial tiene disponibles 3.500 millones de dólares a la espera de proyectos solventes”.
Y, para “cuidar el dinero de respaldo de los argentinos”, el economista plantea una “nueva Carta Orgánica del Banco Central para terminar con la práctica de utilizar las reservas como caja del gobierno, permitiendo además reducir el número de directores a la mitad evitando las especulaciones derivadas de los nombramientos políticos”.
Según Redrado, así se podrá "normalizar la economía y establecer un sólido punto de partida para ejercer acciones más estructurales".

El ex titular del BCRA afirmó que "comienza una nueva etapa. Un tiempo donde el ciudadano es el centro y el verdadero dueño del poder de decisión" en la cual "los dirigentes deben comprender que es preciso dejar atrás la política del relato".

"El país necesita hombres y mujeres que hayan demostrado capacidad de administrar, lejos de la improvisación de los últimos tiempos" resaltó Redrado por lo cual pidió que "el próximo gobierno, sea del color político que sea, deberá brindar la dirección necesaria para evitar sobresaltos" a tal fin consideró que la lupa no se debe posar solo en "en el hombre que conduzca el país" sino también "en la calidad de sus equipos y en el conjunto de medidas de acción" para sentar las bases de un desarrollo duradero.

Una de las claves será "reinsertar el país en el mundo con una fuerte determinación" por medio de una "política exterior ágil, moderna y profesionalizada, basada en la proyección de inversiones y del comercio de nuestros productos".

Para eso se deberá comenzar con "un planteo moderno que resuelva los conflictos de índole comercial y financiera, que luego de tantos años sin atender se demandan necesarios".

Además señaló como esencial "la lucha contra la pobreza" pelea a la que denominó como "el faro a seguir de todas las políticas públicas".

Redrado propone un conjunto de medidas simultáneas que permitan recobrar la credibilidad del país, en ese sentido pone énfasis en "proyectar la producción de bienes y servicios con valor agregado de nuestra industria y acciones concretas para reforzar las instituciones y la calidad democrática".
“Eliminar las retenciones a todos los productos regionales, al trigo y al maíz, y reducir a la mitad las cargas en el resto, junto a todas las manufacturas de origen industrial”, es otra de las medidas, a la que se suma “eliminar los registros de operaciones de exportación (ROE) y, para las importaciones, replantear el sistema de declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI) aplicando estándares de calidad explícitos para el ingreso de mercaderías aceptadas por la Organización Mundial de Comercio”.

No hay comentarios: