Google+ Followers

jueves, 22 de septiembre de 2016

Gobierno alemán alarmado por aumento xenofobia en el este

BERLÍN (Reuters) - La xenofobia está aumentando en la parte oriental de Alemania, antes comunista, y pone en riesgo su reputación como lugar para hacer negocios, dijo el miércoles el Gobierno germano en un informe anual sobre el estado de la unificación alemana.
La violencia de extrema derecha y los ataques contra inmigrantes aumentaron dramáticamente el pasado año, con disturbios e incendios provocados en centros de refugiados en las ciudades de Heidenau y Freital, en el estado de Sajonia.
Más de un millón de personas, en su mayoría inmigrantes musulmanes de Oriente Próximo, África y Asia, llegaron a Alemania durante 2015.
"El extremismo de extrema derecha en todas sus formas supone una seria amenaza para el desarrollo social y económico de los nuevos estados", dijo Iris Gleicke, comisaria federal para asuntos de la Alemania del este, en referencia a los cinco estados que formaban parte de la Alemania Oriental comunista de 1945 a 1990.
Alemania registró 1.408 actos violentos llevados a cabo por derechistas el pasado año, un aumento de más del 42 por ciento respecto a 2014, y 75 incendios intencionados en centros para refugiados, frente a cinco un año antes, según un informe anual de la agencia de inteligencia interna BfV publicado en junio.
Los ataques fueron más frecuentes en los estados orientales. Hubo 58,7 casos de violencia motivada por la extrema derecha por cada millón de habitantes en Mecklemburgo-Pomerania Occidental e pasado año, frente a la media de 10,5 casos en los estados occidentales, mostró el informe.
Gleicke dijo que la gran mayoría de alemanes del este no eran xenófobos, pero instó a los grupos civiles y empresariales de la sociedad a que hablasen en público contra el extremismo de derecha.
"La sociedad no debería apartar la mirada cuando la gente es atacada o se prende fuego a refugios", dijo Gleicke, procedente del este.
Heidenau, en Sajonia, saltó a los medios cuando estallaron disturbios contra los refugiados y la canciller Angela Merkel - que creció en la Alemania Oriental - fue abucheada por activistas de extrema derecha por su política de puertas abiertas para los refugiados.
La admisión en Alemania de más de un millón de refugiados el pasado año elevó el apoyo popular del partido contrario a la inmigración Alternativa para Alemania (AfD), que ahora tiene representación en todos los estados federales del este.
En viajes a Japón y California para tratar de asegurar inversiones en el este del país, Gleicke dijo que sus interlocutores mencionaban la preocupación por si el personal extranjero sería bien recibido y si sus inversiones estarían seguras.
"Está muy claro que un lugar que no muestre un pensamiento liberal tendrá desventajas económicas", dijo en conferencia de prensa.
Más de 25 años después de la reunificación, el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita en los estados del este de Alemania sigue por detrás de los occidentales en más de un 25 por ciento, lastrado por una bajada de la población y la falta de grandes empleadores.

Ninguna de las empresas del índice alemán de grandes valores DAX tiene sede en el este.

No hay comentarios: