Google+ Followers

sábado, 14 de mayo de 2016

Meirelles, el hombre que asume las riendas económicas de Brasil

Finanzas.com/ Tras el polémico apartamiento de Dilma, el vicepresidente de Brasil, Michel Temer, asumió ayer como presidente interino y designó a 21 ministros sobre un total de 23. El exaliado político de la presidenta es el líder del Partido Movimiento por la Democracia Brasileña (PMDB), una agrupación que en marzo abandonó la coalición de gobierno y que por tercera vez en la historia de Brasil llega a la jefatura del Estado desde las sombras de la vicepresidencia.


El Gabinete será más reducido que el de Dilma, que contaba con 32 carteras. Algunas se fusionan, otras desaparecen. No hay mujeres en el elenco. Tampoco negros. Entre los principales nombramientos está el del ministro de Hacienda Henrique Meirelles, en quien está puesta la mayor expectativa. Meirelles fue presidente del Banco Central entre 2003 y 2010, los dos períodos de gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva, cuando la inflación estuvo controlada, el país creció y decenas de millones de brasileños salieron de la pobreza.

Para los mercados financieros, Meirelles merece doblemente la confianza. Es un buen técnico, pero además tiene buena cintura política, una virtud de la que carecía el fallido ministro de Hacienda de Dilma, Joaquim Levy, que era uno de los preferidos del sector financiero pero que no logró imponer su agenda de reformas dentro del Gobierno, y mucho menos en el Congreso.

La Federación de Industrias de Río de Janeiro confió en que el gobierno de Temer, que podría seguir hasta el final del mandato de Dilma si la presidenta fuera condenada por el Senado, dará inicio a un «nuevo país». Se retomará el diálogo y se realizarán «las reformas y los proyectos que colocarán al país en el camino del desarrollo», celebraron.

Los empresarios esperan que el gobierno interino privatice empresas públicas, que haga una profunda reforma en el sistema y que cambie las reglas hacia una mayor apertura para la exploración del pre-sal, el vasto yacimiento hidrocarburífero que tiene el país en el Atlántico.

Otro de los notables del Gabinete de Temer será el canciller José Serra. Del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña, Serra era hasta ayer senador y votó por el 'impeachment'. Fue uno de los primeros en ponerse a disposición del vicepresidente, para esa u otra cartera, desde que comenzó el proceso de juicio político en la Cámara de Diputados.

En principio, el titular del partido, el también senador Aecio Neves, dudaba en entregar el apoyo de la agrupación al gobierno interino. Pero ayer anunció que el PSDB «va a correr riesgos» y apoyará la agenda de Temer, que pertenece al Partido Movimiento por la Democracia Brasileña. «No tiene tiempo que perder y contará con el PSDB a su lado».

Fin del idilio

Temer había sido vicepresidente y socio político de Dilma desde su primer mandato en 2010 y compitió junto a ella para el segundo período. Pero a medida que se profundizaba la crisis, los dos se distanciaron. En diciembre, Temer se quejó de ser un «vicepresidente decorativo». En marzo, su partido abandonó el Gobierno. Desde entonces, Dilma lo calificó de «traidor», «conspirador» y «golpista». Lo cierto es que su asunción es la tercera de un vicepresidente del PMDB que acompaña al primer mandatario y luego asume la jefatura de Gobierno. El primero fue José Sarney, que era el vicepresidente de Tancredo Neves en 1985. Neves no llegó a asumir porque falleció y Sarney fue presidente. En 1992 fue el caso de Itamar Franco, compañero de Fernando Collor de Mello, que renunció y fue destituido por 'impeachment'. 

No hay comentarios: