Google+ Followers

lunes, 14 de diciembre de 2015

Análisis par Euro Dólar/

Marc Ribes (Gestor de BlackBird): "El euro/dólar nos puede dar una nueva oportunidad de abrir cortos".
Muchas son las preguntas que nos hacemos respecto al par euro/dólar tras las declaraciones de Draghi y las nuevas medidas por parte del BCE. La gran controversia del mercado se explica técnicamente, puesto que a corto plazo, la decepción se ha apoderado de un mercado malcriado, que ya no solamente exige más, sino que lo quiere ahora, aunque sea peor.
Este es el problema de las políticas monetarias, que los mercados se acostumbran a la complacencia y las burbujas necesitan más fundamentos para seguir sus tendencias y como al parecer, los inversores están sumidos en un nivel de codicia altamente complicado, lo único que justifica el medio (los QE) es un fin (el efecto riqueza).
La realidad es que el BCE ha ampliado los QE en 60.000 millones de euros al mes, durante 6 meses más, lo que significa incrementar en un total de 360.000 millones de euros la compra de deuda. La contraparte eran los 135.000 millones de euros que exigía el mercado, a razón de 15.000 millones de euros al mes, durante los próximos 9 meses. Como ven, ya el mercado no entiende de cifras, su actitud corto placista es francamente preocupante. Este escenario es claramente bajista para el euro/dólar, puesto que la continuación sobre la compra de deuda en Europa implica una reducción continua en el coste de financiación de las economías europeas y por supuesto, reducción por el apetito sobre el riesgo de los activos de renta fija denominados en euros. Por otro lado, el mercado está descontando una subida en los tipos de interés en EE.UU, lo que implica un incremento en las rentabilidades en todos los tramos de la curva. Ello podría facultar una reordenación en las diferentes primas de riesgo, nada bueno para las bolsas y sobretodo, para la renta fija europea.
La debilidad del euro implica una revaluación del 'remminbi', lo que significa unas peores condiciones de financiación en China; ello podría exigir a China disponer más de sus reservas o tener que aplicar un QE. Por otro lado, la fortaleza del dólar implica un incremento en los costes de financiación globales, lo que no es nada halagüeño para las economías más endeudadas. 
Finalmente, las complicaciones en las partidas de salarios, en el mercado laboral americano, podrían frenar las intenciones de la FED, que no tiene nada fácil la decisión de subir tipos. 
Técnicamente, está cotizando en tendencia bajista y tras perder la pauta triangular, típica de modelos de continuación de tendencia primaria, se dispone a realizar un pull back, hacia la zona de los 1,12, nivel ideal para abrir nuevamente cortos, con la idea de buscar un nuevo tramo direccional, en busca de la paridad. La clave pasa por la decisión que pueda tomar la FED en las próximas semanas y sabiendo que por encima de 1.1450, la tendencia pasara a alcista, con todas las implicaciones que de ello se derivan.
Ascensión Reyes (Analista de ETX Capital)
"¿Paridad a la vista en el euro/dólar? No, gracias"
Suele decirse que «La cabra no se despeña mientras no quiera el pastor», y es cierto, pues como vemos el par euro/dólar estaba a punto de despeñarse y llegar a la paridad a final de año, como muchos analistas apuntaban. Pero el pastor Draghi dio la vuelta a las predicciones anunciando la pasada semana un paquete de estímulos no tan enérgico como se esperaba, estrangulando con ello las posiciones cortas y estimulando un euro/dólar fuerte con una trepidante subida que indica, de momento, que no se va a despeñar...
La situación actual es la siguiente: tenemos un euro/dólar en 1,09361 en el momento de escribir este artículo, que el 3 de diciembre registró su mayor subida diaria en siete años y también podría haberse visto favorecido por las previsiones económicas del BCE, que elevó el crecimiento previsto para el 2015 hasta el 1,5 por ciento desde el 1,4 por ciento anterior. 
¿Estaríamos entonces ante una estrategia alcista? A corto plazo podría ser, pues si rompemos el 1,10, que es un número como saben redondo y psicológicamente significativo,podría indicar que la tendencia alcista seguiría unos días más y a largo plazo sería posible llegar a ver el fondo para el euro, pero como saben, tenemos que estar muy pendientes el miércoles 16 de diciembre de los resultados de la subida de tipos de EE.UU y cómo se comportaría el mercado después.
En el gráfico he utilizado a modo de ejemplo el indicador Parabolic SAR, que aparece como pequeños puntos por encima y por debajo de las velas o barras de un activo, y como saben, si el punto del indicador está por debajo de las velas y sigue en las tres siguientes se considera que está trabajando dentro de una tendencia alcista, confirmando nuestra teoría a corto plazo.
Me gusta este indicador porque es efectivo sobre gráficos diarios, pero como digo siempre, todos los indicadores son a «toro pasado» y es por ello que no debemos confiar nuestro trading sólo en eso y descuidar el resto noticias.
Aunque la esperada subida ya haya sido descontada en el mercado, nuestro par podría tomar después da la subida oficial una senda bajista, acercándose de nuevo a esos soportes de 1,05, cuando empezó a plantearse el posible incremento de tipos, allá por marzo del 2015.
Este replanteamiento de los tipos conduciría a un dólar fuerte, perjudicando las exportaciones de EEUU, pero por el contrario, esta fortaleza también preocupa a algunos miembros de la Fed como Lockheed, que siendo consciente de la apreciación del dólar de estos últimos meses no quiere que el precio se escape más allá. Es por ello que podría ser que ese soporte de 1,0500 fuese confortable para la Fed, y de ser así pudiéramos ver a un euro/dólar moviéndose unos meses en esos niveles.

No hay comentarios: