Google+ Followers

miércoles, 20 de mayo de 2015

Alemania parte con ventaja y Grecia pierde credibilidad

El FMI ya ha comunicado que podría plantearse el no actuar dentro de los siguientes planes de financiación correspondiente a los próximos tramos de ayuda que se plantea otorgar a Grecia, ya que el pago fue efectuado a través de una cuenta de reserva del propio FMI. Lo que despierta esa incertidumbre a dicho compromiso económico son lo siguientes pagos que tiene que efectuar Grecia en junio, con otros 1.500 millones de euros, y septiembre otros 1.500 millones de euros.
La forma de pago no ha convencido a nadie y las dudas cada vez son mayores. Alemania también está allanando el camino, para planear un referéndum en Grecia para consultar a los ciudadanos helenos una posible salida del euro. Las encuestas dicen que la gran mayoría de la población griega no quiere abandonar la eurozona, lo que dificulta el objetivo de la propuesta germano.
La situación actual de Alemania se podría considerar "competencia desleal", el superávit que tiene actualmente Alemania, al ser uno de los núcleos duros financieros de la zona euro y la tenencia de la moneda única, son circunstancias claves de las que se está beneficiando sobre manera el país germano.
Con la coyuntura económica alemana, la moneda de este país debería estar extremadamente apreciada y dicha economía se beneficia de tener un euro extremadamente barato para sus condiciones económicas, ya que se beneficia del conglomerado de países que forman la zona euro, pues las vicisitudes de cada uno son bastante diferentes y Alemania tiene todas las de ganar. 
No se trata tampoco de criticar los condicionantes favorables en la que se encuentra la economía alemana, como principal motivo para presionar a la zona euro aquéllos que no han cumplido los objetivos marcados, pero si sería favorable para un crecimiento estable y equiparable para todos los integrantes de la zona euro, que los objetivos económicos fueran cuantificados para la situación particular de cada país.
La estimación y la sensación de realidad económica hace ver que Alemania se ve claramente favorecida en multitud de actuaciones económicas, por lo que pedir una cesión o esfuerzo mayor por parte de Alemania estaría dentro de una normalidad justa. Esto no quiere decir que Alemania tenga que pasar por todas las peticiones que se le formulen y menos en el caso de Grecia, pero sí que debería ser justa con aquéllos que han cumplido los deberes y han efectuado una restructuración económica total, como es el caso de España, y no quedarse con la totalidad de los factores positivos que le otorga su posición de privilegio.

No hay comentarios: