Google+ Followers

lunes, 25 de julio de 2016

Redes sociales: ¿ayudan o siembran miedo?

Twitter, Facebook Live o Periscope pueden ofrecer informaciones útiles sobre sucesos de actualidad. Pero un uso superficial de las redes sociales puede sembrar también muy fácilmente el pánico.


Masacre en Múnich, atentado suicida en Ansbach. Noticias como estas llegaron a los titulares en los últimos días. Y en esta era digital, casi nada pasa ya sin que los reportes de testigos inunden las redes sociales. Sucesos desgarradores como estos o los de Niza, poco antes, no han sido la excepción y han mostrado, a la vez, las fortalezas y debilidades de los nuevos medios: informaciones auténticas y, al mismo tiempo, mucha "basura", asegura Joachim Krause, estudioso del terrorismo, en entrevista con la radio pública alemana 

Deutschlandfunk
Rápidez, testimonios y apoyo directo
Cuando se trata de rapidez, alcance y movilidad, las redes sociales aventajan con creces a los medios tradicionales. Mientras estén conectados a Internet, los usuarios pueden compartir fotos y videos de lo que acaban de experimentar o presenciar. Millones de personas acceden al material, no importa donde se encuentren. Tales testimonios pueden ofrecer informaciones útiles a la opinión pública, siempre y cuando se usen racional y prudentemente.

El pasado viernes, también la policía y otras autoridades se valieron de las redes sociales para mantener informados a los habitantes de Múnich. Compartieron información sobre potenciales áreas de peligro y trenes cancelados, por ejemplo. Sobre todo la Policía de Múnich estuvo muy activa en Twitter, donde publicó actualizaciones en por lo menos cuatro idiomas.

No hay comentarios: