Google+ Followers

sábado, 23 de julio de 2016

Joven alemán-iraní mata a 9 personas en Múnich y luego se suicida

MUNICH (Reuters) - Un joven alemán-iraní de 18 años, que presuntamente habría actuado solo, abrió fuego en la tarde del viernes en un concurrido centro comercial de Múnich, matando al menos a 9 personas en el tercer ataque contra civiles en Europa Occidental en ocho días.

El atacante armado con pistola e identificado por el jefe de la policía de Múnich, Hubertus Andrae, como un joven con doble nacionalidad de esta ciudad alemana, fue hallado muerto más tarde con un tiro en la cabeza, en un aparente suicidio.
En una rueda de prensa en la mañana del sábado, Andrae reiteró que el atacante había actuado sólo, iniciando los disparos en un restaurante de comida rápida antes de entrar al centro comercial.
El jefe policial añadió que, en el marco de la investigación, no se habían encontrado indicios de que el atacante tuviese vínculos con el Estado Islámico o que tuviese que ver con el tema de los refugiados.
"En base a los registros, no hay indicios de ningún tipo de una conexión con el Estado islámico".
Dieciséis personas, incluidos varios menores, resultaron heridas en el ataque y tres de ellas están en estado crítico, dijo Andrae.
Se desconoce el motivo del tiroteo en la tercera ciudad más grande de Alemania, que paralizó el transporte y cerró las carreteras inmediatamente después del ataque.
El ataque es el tercero en ocho días contra civiles en Europa occidental, tras otros en Francia y Alemania que se atribuyó el Estado Islámico.
"Los motivos de este acto abominable aún no están totalmente claros - aún hay pistas contradictorias", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, en un comunicado.
Ningún grupo reivindicó inmediatamente el ataque, pero partidarios del Estado Islámico celebraron en las redes sociales.
El hombre armado, cuyo cuerpo fue hallado en una calle secundaria cercana al centro comercial, no fue identificado por las fuerzas de seguridad, pero Andrae dijo que no tenía antecedentes policiales.
El ataque del viernes ocurre una semana después de que un joven asilado de 17 años hirió a pasajeros en un tren en Alemania en un hecho reivindicado por Estado Islámico.
El jefe de policía dijo que no existen similitudes entre el ataque del viernes y el del tren cerca de la sureña ciudad alemana de Wurzburgo.

Los incidentes en el país siguen además a un ataque en Niza, Francia, en las celebraciones del Día de la Bastilla, en las que un tunecino que conducía un camión embistió a una multitud, matando a 84 personas. Estado Islámico también asumió responsabilidad por ese hecho.

No hay comentarios: